Cómo movilizarse

Moverse en Bogotá es fácil. Los cerros orientales de Monserrate y Guadalupe son el punto de referencia principal: las carreteras principales (Carreras) corren paralelas de norte a sur y de numeración aumenta de este a oeste. Las calles (Calles) corren perpendiculares a las colinas de este a oeste, y el número aumenta de sur a norte.

Hay varios medios de transporte público. Uno de ellos es el Sistema Metropolitano de Transporte Masivo, Transmilenio, un sistema que sirve a casi todas partes de la ciudad.

Hay más de 50.000 taxis autorizados que prestan servicio en la ciudad, que puede ser identificado por su color amarillo. Es aconsejable reservar un taxi por teléfono y se proporciona un número de código para comprobar con el conductor.

El Hotel también puede organizar la renta de un vehículo con conductor, el cual recomendamos para viajes más largos.